viernes, 21 de febrero de 2014

Comunicado docentes UCAT. Facultad de las Cs. Jurídicas y Políticas

COMUNICADO

Durante más de 50 años la Universidad Católica del Táchira ha sido un referente en el Estado por su compromiso con la verdad, la justicia y la fe. Hoy, en este momento crítico por el que atraviesa nuestra sociedad, no es la excepción, y en función de ello, los profesores de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas asistentes a la reunión del día 17 de febrero de 2014 queremos expresar nuestro parecer en los siguientes puntos:
1) Creemos que el País necesita cambios profundos en su estructura; ello requiere del diseño, planificación y ejecución de propuestas alternativas que busquen incidir directamente en la realidad social que nos apremia y que padecemos todos los venezolanos día a día. La universidad, con su diversidad y pluralidad, es el escenario ideal donde se gesten los llamados de atención sobre la problemática pero también las iniciativas que busquen superar tal situación.
2) Quienes hacemos vida en la universidad no podemos desviar la mirada de la situación que atraviesa el país, pero también debemos fijarnos un horizonte, una hoja de ruta que permita soñar y visualizar un país sin los padecimientos del día a día.
3) La reflexión anterior, nos lleva a expresar nuestro apoyo a los estudiantes ucatenses, a quienes están dirigidos nuestros esfuerzos, y quienes, al igual que jóvenes de otras universidades, han decidido hacer uso de su derecho a la protesta pacífica secundados por venezolanos profesionales, obreros, amas de casa, comerciantes, artistas, entre otros. Apoyamos toda protesta ejercida con un total apego y respeto a la ley y al sentido común, ya que son ellas las que vienen expresando el descontento ante la situación actual, así como también la legítima aspiración de quienes ejercen su derecho constitucional a un futuro que garantice su desarrollo personal y que requiere la superación de la profunda  crisis socio-política que nos aqueja.
4) Queremos manifestar a nuestros alumnos la disposición del cuerpo docente de colaborar en la reprogramación de las actividades académicas suspendidas invirtiendo para ello el tiempo que sea necesario.
5) Hacemos votos por que se inicie un proceso de reconciliación nacional que pase por el reconocimiento mutuo de la condición humana, en primer lugar, y ciudadana en segunda instancia. Que esa reconciliación tenga como punto de partida el respeto a los Derechos Humanos, el apego a la Constitución Nacional, la búsqueda de soluciones a los acuciantes problemas por los que atraviesa el país y, en nuestro caso, el Estado Táchira; cuya condición de estado fronterizo le confiere características especiales que es necesario colocar en la agenda común, y que en los últimos días se ha visto injustamente golpeado y amenazado en su identidad y su sentir.
6) Exigimos el cese a la represión contra los ciudadanos, el uso arbitrario de la acción judicial y las falsas imputaciones de las que han sido objeto los estudiantes, en fin, pedimos que cada uno de los distintos estamentos que conforman el estado venezolano se apeguen estrictamente al principio de la separación de poderes consagrado en la Constitución Nacional y en las leyes de la república. Estamos seguros que la razón puede más que la fuerza, que la justicia logra más que la arbitrariedad y que la ciudadanía, finalmente, es más poderosa que la anarquía. Estimada colectividad, estimados estudiantes, que sea la razón, la justicia y la ciudadanía la bandera que enarbolen en estos días aciagos que vive la nación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares