Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2010

La Intolerancia necesaria

Muchas veces he escrito sobre intolerancia, lo nociva que puede resultar para la democracia, pero también he hecho énfasis en lo que puede ser una verdadera lucha frente a las acciones contrarias a la dignidad humana, siendo intolerantes. La intolerancia puede ser una virtud, esencial para conseguir resultados favorables al ser humano, pues por medio del ejercicio de la misma es posible frenar actitudes vulneradoras de los derechos humanos, que día a día se presentan en nuestras sociedades. En el caso venezolano, que me atañe porque lo vivo a diario, muchas voces de dirigentes de los llamados bloques opositores consideran que hace falta tolerancia, que la solcuión al problema del país está en escuchar todas las distintas voces que congrúen el el territorio. En cierto grado, tienen razón, el venezolano se ha ido convirtiendo en una persona poco apta para el debate político diario, y es algo que hay que mejorar, pero decir que lo único que falta en el país es tolerancia es, desde mi punto…

LA IDEOLOGIZACIÓN DE LA JUSTICIA

¿Cuál es la verdadera razón del derecho si ideologizamos la justicia? En introducción al derecho nos enseñan que la justicia es el fin del derecho pero, ¿cuál justicia? Creo que se refiere al valor cargado de neutralidad, y que es irrealizable, pero que, con el uso apropiado del derecho, siempre respetando dignidades, puede alcanzarse un ideal aceptable de justicia.
La justicia puede ser secuestrada, para adaptarla a una parcialidad ideológica y tergirversar su función como fin del derecho, y lograr una alteración de las concepciones de pluralismo y por ende, de democracia. Así, no es conveniente hablar de la justicia socialista porque la misma no tiene un punto de vista objetivo, pues sus criterios (el de los socialistas que aplican la justicia), no son capaces de ver más allá de sus propias concepciones. Tampoco debemos hablar de una justicia religiosa porque la misma estará al servicio de fines completamente ajenos a la esencia de la justicia.
La justicia debe ser neutra, por ello la…